Dulce·Recetas

Torta de mandarinas y oliva

Aunque los cítricos son un clásico de invierno, se pueden conseguir igual en esta época y estaba antojada de hacer algo con mandarinas. La verdad es que buscaba una receta distinta, para no caer en el clásico budín de mandarinas que hago siempre y es un éxito, pero quería innovar!

Ingredientes

  • 6 mandarinas medianas
  • 1/3 taza aceite oliva
  • 4 huevos
  • 1/2 cdta. sal
  • 1 taza azúcar
  • 1 1/4 taza harina
  • 1 cdta. polvo hornear

Con un cuchillo, pelapapas o rallador retirar la piel de todas las naranjas (lo ideal es un zester, que es como un rallador especial para la piel de los cítricos. La saca sin llegar a lo blanco que es lo amargo, pero se que no es un elemento común en las casas) y exprimir su jugo.

En un bol combinar la cascara, el jugo y el aceite de oliva. Reservar.

En otro recipiente mezclar los huevos y la sal. Agregar de a poco el azúcar. Añadir la harina y el bicarbonato también de a poquito.

Mezclar todo (o sea, las dos mezclas) y ponerlas en un molde. Yo usé un savarin de unos 24 cm. de diámetro.

Hornear durante 50 minutos a fuego medio (180 grados, mas o menos)

TIP. Dejar enfriar antes de desmoldar. Este paso es muy importante! (por lo menos 10/15 minutos) No sean ansiosas, porque se les va a romper, porque es una masa húmeda que adquiere mas cuerpo “dureza” cuando se enfría.

Por arriba la cubrí con un frosting de queso crema y cascaritas de mandarinas caramelizadas. Esto es totalmente opcional, pero es una pavada total y queda rico y lindo!

Frosting  de queso crema

Ingredientes (cantidades sólo para cubrir la torta por arriba)

  • 40 grs. manteca
  • 40 grs. de azúcar impalpable
  • 80 grs. de queso crema tipo Filadelfia o similar
  • 1 cdita. esencia de vainilla

Preparación

Batir la manteca a temperatura ambiente con el azúcar impalpable hasta que esté bien blanquita y cremosa.

Agregar la esencia de vainilla y el queso crema.

Volver a batir hasta integrar. Estará listo cuando se vea bien cremoso y brillante.  Cubrir la torta y llevar a la heladera para que el frosting se enfríe, mientras se preparan las cascaritas.

TIP. Solo tiene un secreto y es que el queso crema debe estar bien bien frío.

Cascaritas caramelizadas

Para esto van a necesitar unas dos mandarinas más.

Sacar lo más que se pueda la parte blanca de la cáscara.

Hervir unos 15 minutos hasta que tiernicen. Colar y reservar.

Hacer un almíbar (debe ser una cantidad suficiente para que queden bien cubiertas), colocarlas cascaras y dejar que hiervan unos minutos mas.

Dejar enfriar sobre un papel manteca (no en papel de rollo de cocina, porque se pegan!)

Sacar la torta de la heladera y colocarlas encima del frosting.

También se pueden pasar por azúcar y comer solas.

Yo lo acompañé con un te frío, que me parece que queda bárbaro. Cuando hago te frío en general uso alguna variedad fuerte, rojo y más bien terroso (en este caso Pu Erh), porque con el limón y los hielos se rebaja un poco el sabor. Y si es el te común o un Earl Grey siento que termino tomando agua. Pero sobre gustos…

Nos morimos por saber si la probaron, asi que no dejen de contarnos!

A.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s